10 feb. 2013

'Gremlins 2' siempre estará en nuestros recuerdos infantiles



Divertida y rara a la vez. Así es Gremlins 2 de Joe Dante. Una película de 1990 producida por Warner Bros con un encanto especial, que hace que encaje en nuestra vista en cualquier momento del día y periodo estacional.

Según apuntan las estadísticas no fue una producción tan exitosa como su precuela inicial, pero fue muy bien acogida por aquellos que saben degustar la mezcla entre el miedo y la comedia. Además incluye graciosos momentos de parodia, mediante guiños a otras producciones como Rambo, Mago de Oz o El fantasma de la ópera.

Es cierto que la novedad de una trama nueva con personajes fantásticos ya venía servida en la primera entrega, en 1984, pero debemos admitir que la escenificación de edificios inteligentes con sus ascensores parlanchines y demás era hace 23 años, todo un desfase evolutivo. Por eso damos un punto positivo al film.


Cabe mencionar en nuestra crítica al cariñoso y encantador Gizmo. En esta ocasión, el pequeño vive con un viejo comerciante oriental que muere al inicio de la película. Tras su muerte éste es capturado por un cientifíco y su objetivo es investigar con la criatura. Sin embargo, en ese lugar de investigación se encuentra con su antiguo dueño y ambos se vuelven a unir. Pero como ya sabemos el pobre Gizmo se si moja se multiplica en temibles gremlins que desean conseguir ser una civilización, ya sea mediante el uso de la fuerza. El aspecto positivo de esta parte es que la reproducción e invasión de estos bichitos se lleva a cabo en en el interior de un edificio y el resto de la trama se dirige a impedir el intento de fuga al exterior.

Finalmente la película termina con un final feliz pero no os desvelo lo que ocurre para que los que no la hayan visto se animen y para los que si, también la vean y recuerden así, los momentos tan divertidos que dejó Gremlins 2 en nuestro recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of