16 feb. 2014

'Love Actually', todo un clásico para las chicas


Concedamos un espacio en nuestros recuerdos a aquellos actores y actrices que nos hicieron disfrutar de aquella comedia romántica en 2003 denominada Love Actually. ¿A vosotros no os ponían en clase de ingles alguna de estos clásicos del cine inglés? Porque en mi caso siempre que faltaba un profe o llovía y no podíamos ir al patio, tocaba Love Actually en versión original, ya sabéis por aquello de aprender idiomas.



¿Qué historia os conmovió más? Sin duda alguna la del hombre viudo y su hijastro enamorado, pero la verdad es ninguna puede ser menospreciada, pues todas tienen una pizca de encanto. 

Y desde luego que ese niño la tenía. Esa naturalidad con la que hablaba del amor y la angustia existencial que le producía no saber si era correspondido le dotaba de un carisma especial en cada plano. 


El director de la peli, Richard Curtis, no escatimó en el reparto de papeles y escogió a los más conocidos del mundillo romántico inglés. Hugh Grant, Colin Firth, Alan Rickman, Keira Knightley, Liam Neeson, Bill Nighy, y Rowan Atkinson son algunos de los actores más destacados. 

Aunque a algunos cinéfilos les parezca un poco larga admiten que no se aburren con la trama porque en ella se entrazalan diez historias diferentes, que parecen que no tienen nada que ver la una con la otra pero conforme avanza la peli te das cuenta de los vínculos que tienen unos personajes con otros. Éste aspecto junto con las particularidades de cada elenco hace que la distracción o el aburrimiento estén muy lejos. 

Por un lado tenemos al primer ministro de Gran Bretaña (Hugh Grant) que se enamora de su secretaria (Martine McCutcheon), por otro un escritor que descubre a su novia liada con su hermano y se va de viaje a Portugal y allí encuentra de nuevo el amor. Emma Thompson interpreta a una mujer felizmente casada con un empresario exitoso, pero su vida da un vuelco radical cuando descubre que su marido le es infiel con su secretaria. 

Otra historia que no tiene desperdicio alguno, y sin duda una de las más graciosas es la de un viejo roquero, interpretado por Bill Nighy, que prepara una canción para navidad junto a su inseparable mánager y resulta ser la canción más escuchada de toda la Navidad. De premio decide pasar la Noche Buena junto a su gran amigo y querido mánager, para después emprender un gran viaje  a Estados Unidos en busca de mujeres. 

Por último no podemos olvidar la interpretación de Liam Neeson que tras quedarse viudo decide ayudar a salir de ese tremendo bache a su hijastro y lo hace de la mejor forma que sabe, apoyándolo con su situación amorosa. Esta historia resulta enternecedora y a la vez muy graciosa. 

Animaros a verla de nuevo y para los que no la hayáis visto, no se a qué estáis esperando, no os defraudará, eso si, sólo un apunte de nada, os tiene que gustar la comedia romántica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of