19 mar. 2014

10 padres de cine

Lista: 10 padres de cine. Especial Día del Padre. Making Of

Hoy es el Día del Padre y desde Making Of queremos celebrarlo haciendo una lista de padres de película, esos progenitores del mundo del cine que, en muchas ocasiones, nos recuerdan al nuestro y nos hacen sentir los hijos más afortunados del planeta. Cariñosos, entrañables, tenaces, luchadores... El cine nos ha dado muchos grandes padres para el recuerdo, pero he seleccionado 10 que, de un modo u otro, han marcado a generaciones enteras.


Gepetto (Pinocho, 1940)
Gepetto es un carpintero que no puede tener hijos y crea un niño de madera al que posteriormente un hada dará vida. Cuando Pinocho pasa a ser una marioneta animada, Gepetto cuidará de él, hará todo lo posible por llevarlo por el buen camino y será capaz de todo por transmitirle los valores que el hada desea para que pueda convertirse en un niño de verdad.


Atticus Finch (Matar a un ruiseñor, 1962)
Un abogado centrado en su trabajo que, aún así, saca tiempo para estar con sus hijos e intentar hacer que crean en la justicia, el respeto y la igualdad. Todo un ejemplo de valor, honestidad y solidez moral que puede compararse con el ideal de padre perfecto.


Vito Corleone (El Padrino, 1972)
A pesar de los negocios turbios en los que está involucrado y de pertenecer a una de las familias más peligrosas de la mafia, Vito Corleone intentó transmitir a sus hijos valores tan importantes como el respeto, la lealtad o la importancia de la familia, aunque quizá en un contexto equivocado.


Daniel Hillard (Señora Doubtfire, 1993)
Tras el divorcio, el juez prohíbe a Hillard ver a sus hijos y lejos de rendirse, hace todo lo posible por conseguir la manera para estar cerca de ellos, aunque eso signifique disfrazarse de mujer, adoptar el nombre de Señora Doubtfire y convertirse en el ama de llaves de su exmujer.


Mufasa (El rey león, 1994)
Mufasa es el rey de la selva e intenta enseñar a su hijo Simba a gobernar de una manera justa, respetando a todas las criaturas que conviven en sus dominios. Un buen monarca y un padre ejemplar que guiará a Simba con sus consejos, incluso después de la muerte.


Guido (La vida es bella, 1997)
Un padre entrañable que, tras ser llevado a un campo de concentración, se inventa un juego para mantener la inocencia de su pequeño y que éste no se de cuenta de las atrocidades que tienen lugar a su alrededor. Una figura paterna de esas que hacen que se nos ponga un nudo en la garganta.


Sam Dawson (Yo soy Sam, 2001)
A pesar de sus problemas mentales, Sam hace todo lo posible por conseguir que las autoridades permitan que cuide de su hija, la pequeña Lucy que, de lo contrario, estaría condenada a vivir en hogares de acogida. Puede que Sam no sea el ejemplo de padre perfecto, pero demuestra sentir un amor incondicional por su pequeña, por la que está dispuesto a todo.


Arthur Weasley (Saga Harry Potter, 2001-2011)
Cabeza de una familia humilde con 6 hijos. Simpático y cariñoso, es capaz de todo para proteger a su familia y a sus amigos, ya que no hay que olvidar que los Weasley acogen a Harry como si fuese uno más y Arthur se preocupa por él de la misma manera que lo hace por cualquiera de sus retoños.


Chris Gardner (En busca de la felicidad, 2006)
Chris ve cómo su vida se desmorona en todos los sentidos pero sabe que no puede rendirse, se lo debe a su hijo, que ha quedado a su cargo. Llenándose de fortaleza, esperanza y optimismo lucha cada día para buscar un futuro mejor y poder darle a su hijo la vida que merece. 


Bryan Mills (Búsqueda implacable, 2008)
A pesar de estar absorbido por su trabajo en la CIA, Mills quiere mucho a su hija Kim y daría su vida por ella, amor que tiene la oportunidad de demostrar cuando la chica es secuestrada por una organización de trata de mujeres y él es el único que puede salvarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of