7 abr. 2012

'Devil inside', la película que el Vaticano no quiere que veas... y yo tampoco

Cartel de la película Devil inside
Devil inside pretende acercar al espectador al mundo de los exorcismos desde la visión de la Iglesia. Es una película que se centra en cómo Isabella viaja desde Estados Unidos hasta Roma acompañada por un cámara con la idea de hacer un documental que demuestre que su madre, María Rossi, interna en un hospital para enfermos mentales en la ciudad italiana tras cometer un triple asesinato años atrás, está poseída por un demonio.

La historia parece tener fuerza suficiente para que el espectador decida entrar en la sala de cine para disfrutar de una buena película de terror que, al menos, garantice algún que otro susto a la antigua usanza, pero a medida que el largometraje avanza, las esperanzas del auditorio se ven cada vez más frustradas.

El film tiene un ritmo lento, demasiado para los amantes de las emociones fuertes. Tampoco hay planos o efectos que merezca la pena resaltar porque en ese sentido la película es muy plana. Hacia el final la trama va tomando fuerza y los presentes en la sala vuelven a mirar la pantalla con energías renovadas, esperando quizá un final apoteósico que calme la conciencia acusatoria de haber elegido una película errónea, pero igual que de repente parece que todo va a cambiar, en realidad nada cambia y la película termina sin pena ni gloria, con un punto y final previsible y un tanto irrisorio. 

Nota Making Of: 4


Disfruten del trailer porque es, quizá, lo mejor de la película

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of