2 abr. 2012

Los orígenes del cinematógrafo se trasladan a la Academia de Cine

Ilusión y movimiento: los orígenes del cinematógrafo, así es como se llama la exposición que recoge la Academia de Cine de Madrid, en la que se han trasladado hasta el siglo XIX para mostrar los artilugios que hacían posible la magia en la gran pantalla.

¿Sabéis lo que es un zoótropo? ¿Para que sirve el praxinoscopio? ¿Que utilidad tenían las sombras chinas en el cine? Esta exposición ofrece una muestra de estos inventos, precedentes a la aparición del cinematógrafo de los hermanos Lumière, que se caracterizaban por provocar el asombro en los espectadores mediante técnicas de engaño y manipulación audiovisual. Estos inventos abrieron el camino a la aparición de la primera cámara de cine pero debido a la evolución tecnológica, estos artilugios cayeron en el olvido.

Actualmente, películas como The Artist o La invención de Hugo nos incitan a echar una mirada hacia atrás en este fascinante mundo que es el cine. En una sociedad marcada por la innovación tecnológica, este viaje por los entresijos del séptimo arte nos invita a conocer la cultura de la imagen de la que somos herederos.


Fotografía de la exposición de Ilusión y movimiento: los orígenes del cine

La muestra incluye objetos de gran valor histórico como un diorama que representa la boda de Eugenia de Montijo con Napoleón III o el cinematógrafo con el que Eduardo Gimeno, en el año 1899, filmó lo que se considera la primera película del cine español, La salida de misa de doce de la Virgen del Pilar.

Ilusión y movimiento: los orígenes del cinematógrafo es una exposición producida y diseñada por Obra Social de CatalunyaCaixa que reúne parte de las piezas cinematográficas de la colección de Josep María Queralto. Este técnico de cine, miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y Miembro de Honor de la Academia del Cine Catalán, es uno de los coleccionistas de aparatos y material cinematográfico más importante de Europa y ha visto en esta exposición un reflejo de lo que quiere que sea su proyecto, la creación de un museo de cine.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el día 15 de mayo. Su entrada es gratuita y se encuentra alojada en la primera planta de la sede de la Academia de Cine de Madrid (Calle Zurbano, 3). Merece la pena, ¿no os parece?

1 comentario:

  1. Anónimo2/4/12 13:07

    ¡Qué ganas de ir a verla! ¡Muchas gracias por la info! Y enhorabuena por el blog, me encanta.

    ResponderEliminar

Otras entradas de Revista Making Of