25 oct. 2014

Intriga judicial y melodrama familiar en 'El juez'

Intriga judicial y melodrama familiar en 'El juez'

El juez llega con uno de los duelos interpretativos más esperado de este año. Robert Duvall y Downey Jr., personaje secundario y principal respectivamente, se ven las caras en este film que siembra la intriga judicial y el melodrama familiar a partes iguales. La cinta es sencilla en su composición y no tiene más efectos que los producidos por la magnífica interpretación de los propios actores, que consiguen mantener al espectador enganchado a la trama. 

El prestigioso abogado Hank Palmer (Downey Jr.) se ve obligado moralmente a regresar a su pueblo natal en Indiana para asistir al entierro de su madre. En la casa familiar se encontrará a el Juez del condado, su padre, con quien no ha mantenido relación alguna desde hace muchos años. Sin embargo, el duro progenitor será acusado de asesinato por atropello y Hank no podrá hacer otra cosa que intentar salvar la situación y el honor de su padre. 

Otro aliciente añadido al del trabajo actoral como parte primordial para el éxito de esta película, es que la parte central del drama se ve aderezada por varias subtramas que complementan la principal y que hacen entender la situación de expiación personal que tiene el personaje principal, Hank. El abogado sin escrúpulos deja su disfraz para embarcarse en un viaje íntimo y personal que le ayudará a aprender a perdonar, a conocerse mejor a sí mismo y lo que es aún más difícil, también comprenderá los actos de los que están a su alrededor.  

Algunas escenas, como la de Hank asistiendo a su padre en el baño después de una de sus sesiones de quimioterapia, son sobrecogedoras. Mientras que los giros argumentales consiguen mantener viva la historia y también demuestran que ni el malo es tan malo ni los buenos tan buenos. Por lo tanto, la versión que se tiene de la historia -ya sea familiar o del crimen- no siempre es la única, porque la verdad tiene tantos prismas como cada cual quiera ver.  

Para terminar, conviene recordar el cambio de registro del director de esta película, David Dobkin es reconocido por su trabajo en comedias como De boda en boda, Cuestión de pelotas y El Cambiazo, entre otras producciones. No obstante, salvando las distancias, con El juez ha conseguido dar el salto a lo dramático al realizar un thriller que recuerda más bien al estilo de El informe pelícano (1993). Quizás por su experiencia anterior ha sabido entrelazar una historia puramente dramática con algunos puntos de humor esporádicos que relajan la tensión en los momentos apropiados.  

Nota Making Of: 8

A continuación os dejamos con el trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of