11 ene. 2014

Ben Stiller cambia de papeles en 'La vida secreta de Walter Mitty'


Estamos acostumbrados a ver a Ben Stiller en producciones que nos sacan continuamente la sonrisa y parece que ya no va con él eso de hacer otro tipo de películass. Sin embargo en esta ocasión , donde además de protagonista es productor y director, consigue inmiscuirse a la perfección en un papel que nos ha sacado de sus casillas.

Para todos aquellos que quieran una mezcla de surrealismo fantasioso y realismo aburrido con una pequeña pincelada de romanticismo han dado en el clavo, que vayan a ver sin duda alguna La vida secreta de Walter Mitty.

El actor norteamericano encarna a un hombre cansado de la vida rutinaria que lleva. Trabaja en el departamento de fotografía de la reconocida revista Life. Para combatir el panorama, del cual no ve salida, imagina que es un hombre con superpoderes. Un ser sobrenatural que vive felizmente junto a la mujer que ama, que lleva poco tiempo trabajando en Life.

Sin embargo esa vida aburrida de la que tanto intenta evadirse, se convierte en realidad cuando su jefe le pide un negativo que será el que componga la última portada de la revista, puesto que va a dejar de ser impresa y sólo mostrará sus servicios en la web. Su mundo se convierte en un verdadero torbellino cuando el negativo desaparece y él se va tras el fotógrafo que le ha dado el negativo. Es así como recorre Groenlandia e Islandia. En mitad del camino es atacado por tiburones, salvado de un volcán en erupción, testigo de uno de los animales más bellos y menos visto de la tierra y finalmente despedido de Life.

Cuando ya lo daba todo por perdido, incluyendo  el amor que siente por su compañera de trabajo, viaja al Tibet en busca del autor del negativo y una vez en su posesión se lo refriega por las narices al que ha sido su jefe en la revista. Al día siguiente se encuentra a la chica de sus sueños en la entrega de los finiquitos. Ambos se ponen al día de sus vidas y terminan dándose una oportunidad juntos.

Lo más sorprendente de la película es la portada final de la revista. Sin ningún por qué es el propio Walter Mitty quien preside la portada. Junto a la imagen una frase da las gracias a todos aquellos trabajadores que han hecho posible el nacimiento de la revista. Es un momento conmovedor que demuestra la valoración que los altos cargos hacen a sobre sus trabajadores rasos. Una labor que para muchos es insignificante, pero que sin ella la realidad de la revista no sería posible. 

Nota Making Of: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of