25 oct. 2013

Jennifer Connelly vestida de madera de actriz


Imagen de Jennifer Connelly, ganadora del Oscar por su interpretación en 'Una mente maravillosa'
¿Os acordáis de quién se enamoró de La mente maravillosa de Russell Crowe? ¿Recordáis quién fue la joven que tonteaba con las drogas en Réquiem por un sueño? En efecto, hablamos de Jennifer Connelly. Es una actriz que quizá no haya tenido el reconocimiento meritorio por parte de la crítica. Por este motivo, queremos que Jennifer Connelly ocupe un lugar especial en el FILMA2 de esta semana.

A pesar de no tener antecedentes artísticos en su familia, el mundo de la interpretación le corría por sus venas. Creció en el barrio de Brooklyn, en la ciudad de Nueva York. Y allí, en la ciudad de las oportunidades a los diez años, tiene la oportunidad de participar en un casting de modelos infantiles. Así comenzó a forjarse su carrera como modelo publicitaria y pronto comenzaría a aparecer en las portadas en las revistas y en los anuncios de televisión.

Gracias a su trabajo como modelo, le permitió realizar pequeños papeles en series de televisión británicas. Estas pequeñas interpretaciones le dieron el billete para su debut en la gran pantalla en el año 1984 donde pudo aparecer apenas unos minutos en Érase una vez América. Su primera aparición en la gran pantalla fue breve pero intensa ya que debido a esa primera aparición, un año después, consiguió su primer papel en Phenomena siendo Dario Argento el primer director que confía en ella.

En 1986, con tan solo 16 años, Connelly protagonizó Dentro del laberinto compartiendo pantalla con el mismísimo David Bowie. Pero su lanzamiento a la fama se lo debe agradecer a The Rocketter donde embelesó a la crítica gracias a su belleza, a su capacidad escénica y su tesón. Nunca le ha faltado trabajo a la actriz estadounidense.

Corría el año 2000 cuando el papel de Marion, una joven insegura que tontea con las drogas, se cruzó en su camino gracias a un joven director Darren Aronofsky que la eligió para coprotagonizar Requiem por un sueño. El año 2001, la suerte estuvo de su lado y fue galardonada con un Globo de Oro un premio de la Academia Británica de Cine por su interpretación como Alicia Nash en Una mente maravillosa. Su trabajo en la película que protagonizó junto a Ben Kingsley, Casa de arena y niebla fue uno de los más aclamados de su carrera y el que terminó de consagrarla como actriz de los pies a la cabeza. 

En los últimos años, Jennifer Connelly ha intervenido en diversas películas de gran éxito como Diamantes de Sangre, Little Children o He’s Just Not That Into You. Prestó su voz al personaje femenino de la película de animación Número 9. Se la pudo volver a ver a las órdenes de Ron Howard en la comedia The Dilemma. En Virginia, cambió su imagen personal tiñéndose de rubia para interpretar el papel principal de la película, dando vida a una madre soltera que mantiene una relación oculta con el sheriff de la ciudad.

Entre sus próximos proyectos pendientes de estreno se encuentran títulos como la esperada nueva película de Darren Aronofsky, Noah, compartiendo cartel con Russell Crowe.

Jennifer Connelly ha demostrado en más de una ocasión que se merece un hueco en la ciudad de la industria cinematográfica. Sin lugar a dudas, es una actriz que dará mucho que hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of