25 nov. 2012

'El Padrino': "Te haré una oferta que no podrás rechazar"


"Le haré una oferta que no podrá rechazar", "no es nada personal, es cuestión de negocios", "toda mi vida he estado luchando por no ser una marioneta movida por los hilos de los poderosos", son tres ejemplos de tantas otras frases históricas de la trilogía de: El Padrino, escrita por Mario Puzo y llevada a la gran pantalla por el director de cine estadounidense Francis Ford Coppola en el año 1972. La segunda entrega fue en 1974 y por último el cierre de la saga finalizó con El Padrino III en 1990.

El Padrino se convirtió inmediatamente en una película aclamada por el público y por la cinematografía mundial. Hoy se considera todo un hito y una referencia cinematográfica ineludible que consiguió una multitud de premios en 1973. Por su parte, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos les otorgó el premio a Mejor Actor por la colosal actuación de Marlon Brando como El Padrino, también como Mejor Película y Mejor Guión Adaptado, gracias al trabajo de Mario Puzo y Coppola. Y en los Globos de Oro recibió nada menos que cinco galardones a Mejor Película dramática, Mejor Director, Mejor Actor, Mejor Canción Original compuesta por Nino Rota, y, como no, a Mejor Guión.

El Padrino I (1972)
El argumento de la primera película trata de visualizar el modus operandi de la Cosa Nostra, teniendo cuidado para no decir en ningún caso el término "mafia" con el fin de evitar posibles represalias. Muestra de manera idealizada e incluso benévola la imagen del mafioso, entendiendo que este es un hombre de "honor" que lucha contra un estado y una justicia corrupta que no cubre las necesidades de, en este caso, la población emigrante italiana. Por lo que la Cosa Nostra actúa como soporte para esas familias aparentemente desamparadas ofreciéndoles el apoyo y protección que necesitan en cada momento.

El filme comienza con la boda de Connie, hija de Don Vito Corleone (Marlon Brando). La familia Corleone es la principal de las cinco familias de la Cosa Nostra de Nueva York y Don Vito es el Padrino. Como todo siciliano, Don Vito debe atender las peticiones de ayuda y apoyo que le hacen el día de la boda de su hija y entre esas peticiones destacan dos: la de Bonasera, dueño de una funeraria, que solicita que honre a su hija que ha sido violada ya que la justicia norteamericana no le ha dado esa satisfacción. Y por otra parte está Johnny Fontane, cantante y ahijado de Don Vito que necesita la ayuda de su padrino para poder seguir escalando como actor en Hollywood. Se dice que este cantante corresponde en verdad con "la voz" de Frank Sinatra. De este modo se demuestra la presencia activa y real de la mafia en el sector cinematográfico y cultural de Estados Unidos. Además la petición de Fontane, nos traslada a uno de los puntos más recordados de la película, cuando el abogado de la familia se traslada hasta California para persuadir al productor de la película donde Johnny quiere actuar y como el productor se niega a la mañana siguiente se despierta con la cabeza decapitada de su caballo favorito en la misma cama donde él estaba durmiendo. Sin duda, "una oferta que no pudo rechazar..." y por consiguiente el cantante consiguió su ansiado papel.

Otros negocios que se tratan en la película es la entrada del negocio de la heroína, pero dónde las demás familias ven un filón, Don Vito lo ve una dificultad, pues considera que sus contactos en la política no harán la vista gorda ante esto como lo hacen con sus otros negocios del juego o la prostitución. La negativa ante un mercado que podría darles muchas ganancias hizo que las demás familias se cuestionarán el mandato de Don Vito, pues consideraban que no se adaptaba a los nuevos tiempos. Eso le costó la vida de su más fiel servidor, su sicario Luca Brasi y casi la suya propia, pues Vito Corleone recibió cinco tiros a la salida de su oficina en Nueva York.

A partir del atentado Sonny, hijo de El Padrino, se hace cargo de la familia ya que su padre está en el hospital y las demás familias intentan acabar con él en una lucha por el poder. Pero es Michael el que finalmente tiene que entrar a escena para salvaguardar la integridad de su padre evitando su asesinato en el hospital y matando a "El Turco" y su contacto con la policía en un restaurante del Bronx. Después de esto Sonny envía a su hermano Michael a Sicilia para protegerlo y en ese momento da comienzo una guerra de bandas en Nueva York.

Cuando parece que el río ha vuelto a su cauce, Sonny es asesinado mientras se disponía a socorrer a su hermana Connie del maltrato que estaba sufriendo por su marido Carlo. Pero todo es una encerrona para que Sonny acuda inmediatamente y sin protección a casa de su hermana. Finalmente muere acribillado a balazos en una caseta de peaje de camino a casa de Connie.

Michael, todavía en Sicilia, conoce a Apolonia, una mujer siciliana con la que se casa y que es asesinada con una bomba lapa en los bajos de su coche. Mientras que Don Vito arregla la situación en una reunión con las cinco familias de Nueva York en la que jura no vengar la muerte de Sonny para así poder salvar la de su hijo Michael y sella el fin de la guerra con un abrazo de "honor" entre Philip Tattaglia y él. Gracias a esto Michael puede volver a Estados Unidos y apoyado por su padre no puede hacer otra cosa que convertirse en El Padrino.  No será hasta la muerte por causa natural de su padre cuando Michael se tome la justicia por su mano y aprovechando el bautizo de su sobrino (hijo de Connie) ordene asesinar a todos los cabeza de familia de Nueva York y a su mismo cuñado que fue el causante de la muerte de su amado hermano Sonny, dejando viuda a Connie.

El Padrino II (1974)
Con la intensa acogida que obtuvo El Padrino I, no es de extrañar que Coppola quisiera proseguir tan solo dos años después con la historia de Michael Corleone. La presión de alcanzar e incluso superar su obra maestra anterior se hizo enorme, pero no sería difícil con un presupuesto mucho más alto y con la inestimable presencia de Robert de Niro (Michael, hijo de Don Vito Corleone y su sucesor) como protagonista y John Cazale (Fredo, hermano díscolo de Michael), Robert Duval (Tom Hagen, hijo adoptivo de Don Vito Corleone y consigliere / abogado de la familia), Talia Shire (Conny Corleone, hermana que apoya incondicionalmente a Michael) y Diane Keaton (Kay Adams, esposa americana de Michael).

El Padrino II consiguió contar dos historias ocurridas en tiempos diferentes por medio de flash-back que muestran la huida de Vito Corleone a Estados Unidos cuando su padre, hermano y su propia madre son asesinados por  Don Ciccio, el jefe mafioso de Corleone. Ante esto no tiene otro camino que huir a Nueva York, una vez allí consiguió convertirse en el Padrino de la mafia de Nueva York.
Mientras que la historia principal es la lucha de su hijo Michael que tiene problemas con varios negocios y cuestiones familiares. Un deber que le costará su propia felicidad pero al que se compromete como hombre de honor.

La película no defraudó, todo lo contrario, pues consiguió ser la primera secuela que volviera a ganar el premio Oscar a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor de Reparto a Robert de Niro, Mejor Guión Adaptado por Francis Ford Coppola y Mario Puzo, Mejor Banda Sonora y por último Mejor Dirección Artística.

El Padrino III (1990)
La tercera entrega no obtuvo tantos reconocimientos como las dos anteriores y aunque con siete candidaturas al Oscar, el largometraje no se hizo con ninguno de los deseosos galardones y lo mismo ocurrió con los siete Globos de Oro a los que aspiraba la película. En esta ocasión siguieron apareciendo en pantalla  Al Pacino, Diane Keaton y Talia Shire, pero la gran apuesta de Francis Ford Coppola fue la introducción de  Andy García como Vincent Mancini-Corleone, hijo del fallecido Sonny. 

La película cuenta el final de Michael Corleone y de su sobrino y sucesor Vincent. Mientras que Michael se ha convertido en un hombre de cincuenta años con unos hijos adultos a los que apenas puede ver dado que su mujer Kay Adams se divorció de él y se casó con un juez. Por su parte Michael había intentado lavar su imagen e incluso mantiene negociaciones con el Vaticano. Ante esta suculenta transacción, las demás familias querían tomar parte del acuerdo pero Michael Corleone no quiere involucrarlos y para ello reúne a todas las familias con la intención de darles una cuantía de dinero como muestra de paz. Pero dos de los dones, Zasa y Altobello intentan asesinar a Michael y a los demás Jefes de familia. Todos resultan heridos de muerte menos Michael que logra escapar y esa misma noche sufre un coma diabético. Dada la situación de Michael y la gravedad de la situación, Connie decide dar vía libre a Vincent para que de caza y muerte a Zasa sin el consentimiento de Michael. 

Pasado el trance, Michael viaja con su familia a Sicilia para ver el debut de su hijo en el teatro. Es allí donde Altobello encuentra la muerte por parte de unos dulces que le regala su ahijada, Connie, en respuesta por haber intentado matar a su hermano otra vez en Sicilia. Michael Corleone decide que ha llegado la hora de pasar su mandato a Vincent quién no puede impedir que maten a Mary, su prima y amante morirá asesinada ante los ojos de su padre, Michael Corleone, por un sicario de Altobello a la salida del teatro. El futuro de Michael será de soledad hasta que le llegue la muerte en una villa de su amada Sicilia.

Finalmente, mostrando la realidad o la ficción de la mafia, no deja de ser un gran acercamiento a la historia y los entresijos que corresponden en algunos casos a las declaraciones de algunos "arrepentidos" de la Cosa Nostra. Estos relatos cuentan el paso y la experiencia que han vivido al amparo de la organización mafiosa, que hoy en día lucha por seguir permaneciendo oculta.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Otras entradas de Revista Making Of