3 sept. 2011

'La boda de mi mejor amiga': peor no pueden salir los planes

Cartel de la película La boda de mi mejor amiga

Humor a raudales en esta comedia romántica de Paul Feig. Un grupo de amigas se preparan para la boda de una de ellas. La pija, la inocente, la casada pero infeliz, la solterona agresiva, la novia y la fracasada. Un grupo peculiar, pero que te hace soltar una sonrisa desde el primer momento. 

Kristen Wiig nos presenta una interpretación aceptable de su personaje (Annie). Líos previsibles y golpes de humor que se ven venir son la mezcla de esta película que, de vez en cuando, nos da una pizca de dramatismo que intenta contrarrestar el resto del largo.

Escena de la película La boda de mi mejor amiga

Como en toda comedia romántica que se precie,y que gire en torno a una boda, no puede faltar el enfrentamiento entre la mejor amiga de la novia a la que conoce desde la infancia, y la nueva mejor amiga, rica, de gustos caros y que, para poder decir que tiene amigas, se gasta su fortuna en regalos a cada cual más caro. Un enfrentamiento absurdo, pero que, inevitablemente, consigue hacer reír al patio de butacas del cine. 

Y así transcurre la película. Entre líos que parece no solucionarse, entre complicaciones para preparar la tan ansiada boda y que, al final, consiguen sacar adelante. 

Escena de la película La boda de mi mejor amiga

Una película que se queda en la superficie, que no busca más allá del objetivo básico que se marca y que de ahí no sale, pero que le aporta un poco de realismo a unas historias que Hollywood nos suele presentar como meros elementos plásticos y sin interés. 

La química entre el reparto se hace visible en la gran pantalla, y de ahí el resultado final.

Nota Making Of: 6,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of