25 feb. 2012

La oscuridad y el tenebrismo nos lo brinda 'La mujer de negro'


Esta semana dejamos nuestro espacio taquillero a la última producción protagonizada por el conocidísimo Daniel Radcliffe denominada La mujer de negro.

En esta ocasión encarna a un joven abogado llamado Arthur Kipps. Éste se encuentra muy traumatizado tras la pérdida de su mujer, pues ésta murió hace dos años tras dar a luz a su hijo. Ha pasado el tiempo pero él la siente más cerca que nunca. Sin embargo, la vida pasa y tiene que hacerse fuerte y ser de provecho para el porvenir de su pequeño. Así es que es contratado en un gabinete de abogados y se le encarga un trabajo sobre el cual, versará el hilo conductor de la película.

Es enviado a un pueblo recóndito del Reino Unido para conseguir poner en orden todos los papeles de un cliente que acaba de fallecer. El objetivo final que tiene el joven abogado es vender la gigantesca casa que se ha quedado vacía en aquel aislado islote cercano al pueblo.

Daniel comienza a trabajar en dicha casa y descubre trágicos sucesos pero ahí no queda todo. La presencia de un fantasma acecha cada rincón de la casa y el valiente abogado no teme por su vida, su objetivo es esclarecer todo y tener un bonito fin de emana en ese pueblito junto a su hijo.

Pero todo comienza a complicarse, pues cada vez que alguien ve la imagen de esa mujer de negro un niño muere de forma repentina y dolorosa. Debido a esto, todo el pueblo se le echa encima y él se refugia en a casa de los señores Daily. El patriarca de ésta hace creer a Daniel que todo el pueblo está obnubilado por las apariencias y el más allá. Pero todo es cierto, la mujer aparece y todos tienen miedo de ella por las trágicas consecuencias que trae.

Tras varios días investigando en la casa y sufriendo constantes ataques sobrenaturales descubre que la mujer que se le aparece en cada rincón sufrió la pérdida de un hijo ahogado en las marismas y que nunca encontró. Por lo tanto, él se encarga de buscar ese cuerpo entre las profundas y fangosas aguas de las marismas y tras recuperarlo hace que las almas se encuentren.

Al parecer todo ha terminado, hijo y madre se han encontrado y descansan juntos. Daniel espera a su hijo en la estación del pueblo y desea volver a casa lo antes posible para poder olvidar todo lo ocurrido. Sin embargo, la imagen de esa oscura mujer vuelve a reflejarse sobre sus pupilas. Echa la vista a las vías y su hijo camina sobre ellas. Él se lanza sobre las mismas para salvar a su pequeño pero ambos mueren, de manera trágica, a ojos del señor Daily y la niñera del pequeño. Todo termina con la voz penetrante de la mujer de negro diciendo: “Jamás os lo perdonaré”.

En líneas generales se puede considerar uan peli de suspense, peno no de terror. Hay escenas que aclaman al grito y la intriga. Un dato muy curioso es la gran cantidad de escenas que aparecen sin ningún tipo de diálogo. Es cierto que para que haya suspense y atención sobre la trama el silencio es el mejor amuleto y en esta producción está muy bien conseguido.

La proyección no se hace nada pesada, pues el hilo conductor deambula entre lo misterioso y fantasmal desde el principio hasta el final.

Seguramente haya muchos cinéfilos que se abstengan de ver este largometraje por ser el protagonista de Harry Potter quien ahora protagonice una trama fantasmal. En cambio, desde Making Of os animamos a que no os dejéis llevar por las apariencias, pues este joven artista sólo es un actor no un personaje y puede encajar en múltiples papeles a la perfección.

Nota Making Of: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of