9 jun. 2013

'Pearl Harbor', el amor por encima de la ira y la destrucción




La Segunda Guerra Mundial es mucho más que una lucha de potencias, es también la difícil historia que  tuvieron que vivir muchas familias en primera persona. El mundo se paralizó y algunos tuvieron que embarcar en un viaje del que no regresarían jamás. Esta película, dirigida en 2001 por Michael Bay (Trasformers, Armagedon...), es la fotografía más emotiva de ese 7 de diciembre de 1941, fecha en la que la Armada Imperial Japonesa hizo un ataque aéreo sorpresa en Pearl Harbor (Hawái) y precipitó la entrada de Estados Unidos en la guerra.

La cinta acerca al espectador la parte más humana del conflicto. Rafe McCawley (Ben Affleck) y Danny Walker (Josh Hatnett) son dos jóvenes e intrépidos pilotos que se adentran en el ejército del aire de Estados Unidos. Son los mejores de su promoción y la amistad que los ha unido desde pequeños, cuando aprendieron a volar con aviones fumigadores, les hace estar mucho más compenetrados en el aire. Sin embargo, la vida de Rafe comienza a tomar sentido cuando conoce a Evelyn Stewart (Kate Beckinsale), una enfermera que le robará el corazón para siempre y con la que comenzará un romántico y apasionado idilio que se verá truncado por la marcha de este como voluntario al Escuadrón Águila (1940-1941, antes de que EE.UU. se uniera definitivamente a la guerra). 

Rafe (Affleck) desaparece en combate y Kate queda desolada. Ante la ausencia de cartas y algunas noticias que le auguran el fallecimiento del aguerrido piloto, la bella enfermera y Danny, también deshecho por haber "perdido" a su mejor amigo, empiezan a apoyarse mutuamente. Tanto que no pueden evitar caer enamorados hasta que Rafe vuelve a entrar en escena y la situación se complica: Las fuerzas navales y aéreas japonesas atacan la base y ellos tendrán que olvidar sus rencillas amorosas para unirse en contra del enemigo. Ambos son destinados a un viaje casi sin retorno; Pearl Harbor ha caído y Estados Unidos decide tomarse la justicia por su mano en una misión suicida: Un bombardeo a Tokio dirigido por el coronel Jimmy Doolittle (Alec Baldwin). La misión estará liderada por Rafe y Danny. Lamentablemente solo quedará uno... 

Por el trepidante ritmo de las escenas, su lacrimógena historia, sus efectos especiales, su sencillez narrativa y la estupenda interpretación de los tres protagonistas, hoy se convierte en un Hito del Cine de Making Of. Una cinta de muerte y ensalzamiento de la vida, donde el amor está situado muy por encima de la ira y destrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of