19 ene. 2012

Estrenos de la semana

Esta semana nuestras taquillas del cine se visten con un amplio repertorio de producciones. Se podrá escoger a la carta la temática que cada cual prefiera, unos se decantarán por la risa y diversión y otros podrán optar por la intriga y los pasajes habituales de la sociedad actual. Sin más demora damos paso a los estrenos de esta semana:

Bunraku: Un misterioso vagabundo (Josh Harnett) y un joven samurai (Gackt) llegan a una ciudad que vive aterrorizada por los más violentos y extraños criminales. Al llegar conocen a un enigmático personaje (Woody Harrelson) que regenta un local de alterne y que les aporta la experiencia y la sabiduría para que, unidos, se enfrenten a las fuerzas malvadas que dominan la ciudad, por un lado, el grupo formado por los hombres de Nicola (Ron Perlman) un corrupto y sanguinario asesino, y por otro, a Lady Alexandra (Demi Moore) una mujer fatal con un oscuro pasado.

Jack y su gemela: La vida de Jack (Adam Sandler) era prácticamente perfecta, salvo un atormentador detalle: Jill (Adam Sandler), su hermana gemela. Cada año se ve obligado a tolerar la visita en Acción de Gracias de su agobiante hermana, que se especializa en poner sus vidas patas arriba en cuestión de días. Cuando la intrusión de fin de semana se alarga al mes, comienzan las típicas peleas, bromas y discusiones de hermanos gemelos. Cuando todo parece indicar que Jill se piensa quedar, Jack emplea sus artimañas con la esperanza de que Jill vuelva al lugar que le corresponde: al otro lado del país.

Oro negro: Principios del siglo XX, Arabia. Bajo el implacable cielo del desierto, dos jefes tribales se declaran la guerra y se enfrentan. Los cuerpos de sus guerreros quedan esparcidos por el campo de batalla. Nesib, emir de Hobeika, es el vencedor e impone las condiciones a su rival Amar, sultán de Salmaah. Aceptan no intentar hacerse con la tierra de nadie que separa los dos reinos, conocida como Franja Amarilla. Como garantía, y de acuerdo con las leyes tribales de entonces, Nesib “adoptará” o, mejor dicho, se llevará como rehenes a los dos hijos de Amar, llamados Saleeh y Auda. Pasan los años, y Saleeh, que es un guerrero nato, se muere de ganas de escapar de la jaula dorada en la que está encerrado y regresar a las tierras de su padre. Sin embargo, a Auda solo le importan los libros y el conocimiento. Un día, llega un empresario de Texas para ver a Nesib, y le cuenta al emir que hay petróleo en sus tierras. Le promete riquezas que van mucho más allá de lo que pueda imaginar.

Nesib ya ve un reino con carreteras, escuelas y hospitales construidos gracias al oro negro escondido debajo de la arena. Pero hay un problema: el petróleo está en la Franja Amarilla.

Saleeh muere en su intento de escapar y volver al reino de su padre. El joven Auda deberá encargarse de negociar una paz duradera entre el sultán y el emir. Nesib decide casar a su bella hija, la princesa Leyla con Auda. Aunque la unión es una treta política de la que se sirve Nesib para no verse obligado a respetar el tratado de paz que pactó con Amar, para Auda y para Leyla simboliza un nuevo comienzo, la consagración del amor que sienten desde su infancia y la posibilidad de transformar el mundo que les rodea. Auda parte hacia Salmaah en calidad de emisario pacífico. Al reunirse con su padre Amar, descubre otra vida basada en la devoción, la piedad y la humildad. Su padre le propone una tarea casi imposible: cruzar el terrible desierto de la Casa de Alá en compañía de su medio hermano Ali  y una banda de ladrones desarrapados que servirá de señuelo. Amar quiere engañar a Nesib para tener el tiempo suficiente de movilizar a un ejército y conquistar el reino de Hobeika. Durante ese periplo, en el que Auda deberá librar numerosas batallas contra tribus y clanes rivales, además de liberar a la bella esclava Aisha ), se transformará de amante de los libros en líder de hombres.

Ha llegado el momento del último enfrentamiento para hacerse con el control de la Franja Amarilla, de los dos reinos y, sobre todo, del futuro.

Silencio en la nieve: Basada en la novela de Ignacio del Valle El tiempo de los emperadores extraños.

Frente de Rusia, invierno de 1943. Un batallón de la División Azul se topa con una serie de cabezas de caballos esparcidas sobre la superficie congelada de un lago. Los cuerpos están sumergidos bajo el hielo. Montado sobre uno de los caballos, el cadáver de un soldado español. Un tajo le atraviesa el cuello de lado a lado, y en el hombro tiene una inscripción grabada a cuchillo: “Mira que te mira Dios”. Los mandos encargan la investigación al soldado Arturo Andrade, ex-inspector de la policía, que asume la tarea con rigor y profesionalidad.

Arturo cree que el asesinato está relacionado con la masonería. Hay también una segunda hipótesis: que la víctima fuera un agente pro-soviético infiltrado en la División, y el “Mira que te mira Dios” una advertencia a otros posibles colaboracionistas.

Los descendientes: Basada en una novela de Kaui Hart Hemmings.

La historia se desarrolla en Hawái y sigue el imprevisible viaje que emprende una familia norteamericana en un momento crítico. Matt King (George Clooney), casado y padre de dos niñas, se ve obligado a reconsiderar su pasado y a encauzar su futuro cuando su mujer sufre un terrible accidente de barco en Waikiki. Matt intenta torpemente recomponer la relación con sus hijas –la precoz Scottie, de 10 años (Amara Miller), y la rebelde Alexandra, de 17 (Shailene Woodley)–, al mismo tiempo que se enfrenta a la difícil decisión de vender las tierras de la familia. Herencia de la unión entre la realeza hawaiana y los misioneros, los King poseen algunas de las últimas zonas vírgenes de playa tropical de las islas, de un valor incalculable.

Cuando Alexandra suelta la bomba de que su madre tenía una aventura amorosa en el momento del accidente, Matt tiene que empezar a mirar con ojos nuevos toda su vida, por no hablar de su herencia, durante una semana plena de cruciales decisiones. Con sus hijas a cuestas, Matt se embarca en la azarosa búsqueda del amante de su mujer. A lo largo del camino, donde se van alternando encuentros divertidos, conflictivos y trascendentales, Matt comprende que por fin se halla en la buena dirección para reconstruir su vida y su familia.

Sombras del tiempo: India, antes de la independencia: un taller de fabricación de alfombras cercano a Calcuta. Para Ravi y Masha, que se ven obligados a trabajar como operarios infantiles, es el comienzo de una trágica historia de amor.

1 comentario:

  1. Los Descendientes es la película que más concita mi atención en estos días. Éxitos.

    http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Otras entradas de Revista Making Of