9 dic. 2011

La cara más expresiva de Hollywood: Jim Carrey

Jim Carrey, la cara más expresiva de Hollywood
James Eugene Carrey, más conocido como Jim Carrey, es el actor más sobreactuado de la faz de la tierra. Esta afirmación, lejos de ser un insulto, es el motivo que le ha dado la buena fama que hoy ostenta, le diferencia y le hace único de los demás actores del género comedia.

Carrey tiene la habilidad de usar absolutamente todos los músculos de la cara en imposibles muecas que unidas a los aspavientos que genera con sus extremidades hace que la interpretación se haya renovado hacia lo exagerado.

Es imposible no reírse ante tanto despliegue humorístico en una sola persona, por ello el público reacciona al instante ante sus actuaciones.

El polifacético actor nació el 17 de enero de 1962 en Newmarket (Ontario / Canadá) bajo el seno de una familia numerosa de cuatro hermanos, de los cuales él es el de menor edad. Carrey ya apuntaba maneras con sus espontáneas y extrovertidas actuaciones e incluso a los quince años empezó a trabajar como payaso en un cabaret imitando a Elvis Presley o Jerry Lewis entre otros. Todo ello le dio el bagaje suficiente para hacer lo que mejor sabe que es el papel cómico, puesto que le viene dado desde sus inicios y se nota que es con el que mejor se siente.

De toda su trayectoria destaca un año por su gran aportación al séptimo arte, el año 1994, pues este fue el prolífero año en el que llevó a la taquilla tres películas que le hicieron alcanzar el estrellato dándose a conocer en todo el mundo.

En primer lugar hablaremos de la película de Tom Shadyac titulada Ace Ventura: Un detective diferente, sin duda era diferente, muy diferente… Esta vez no se valió de una máscara y dio a conocer su cara en toda su máxima expresión, la prominente mandíbula, el trabajo de peluquería con un tupé a lo Elvis y su estilismo cuanto menos extravagante hizo de ese personaje alguien inolvidable.

El detective de mascotas que ama y protege a estos seres por encima de su propia integridad física en multitud de irrisorias actuaciones, llegaría a todo espectro de público. Dentro de lo cual, el más entregado fue el público infantil, a la vista está que posteriormente se realizó una serie de animación, al más puro estilo cómic, titulada Ace Ventura: Detective de mascotas. Además la secuela de esta película no se hizo esperar mucho pues un año después se estrenó Ace Ventura: Cuando llama la naturaleza.

Por otro lado, no podemos olvidar el papel en la película: La máscara. Dicho personaje le vino como anillo al dedo, pues fue bajo esa fenomenal capa verde cuando se supo desenvolver como si de un alter ego se tratará.

Jim Carrey manejo dos personajes en uno sólo, con la complejidad que esto conlleva supo llegar a la contraposición perfecta entre los dos. Por un lado, el torpe, tímido y cuidadoso banquero llamado Stanley y por otro lado, Stanley el superhéroe. Pues cuando el empleado de banca se pone la máscara sale a la luz su yo reprimido que es capaz de todo y mucho más.

La tercera película de ese magnífico año no podía pertenecer a otro género que al cómico y esta vez venía acompañado por Jeff Daniels como compañero de reparto en Dos tontos muy tontos, donde nos cuentan las aventuras de estos dos “estúpidos” amigos.

Posteriormente ha habido otros títulos que han sobresalido como las dos películas que le dieron los dos Globos de Oro que tiene en su poder: El Show de Truman (1998) y Man on the Moon (1999).
La primera destaca por el trasfondo que tiene pues es una lanza contra los reality show y a su vez representa el ideal de vida sin problemas que todo el mundo querría vivir.

Un mundo donde un ser humano nace, crece, se desarrolla en una perfecta burbuja de protección, un escenario enorme donde todo viene dado sin esfuerzo, una representación diaria para un solo individuo que vive en la más absoluta inopia. En definitiva, un guiño profundo al mito de la caverna de Platón en el que los habitantes de la cueva no saben del mundo exterior que les rodea.

Para finalizar, se dice que es mucho más sencillo hacer llorar que reír y eso que debería haber más razones para reír que llorar en esta vida. Por eso en Making Of le damos importancia a la comedia pues realiza la labor más importante del cine, el evadirnos del mundo real y en esto Jim Carrey se lleva nuestro más absoluto reconocimiento.

2 comentarios:

  1. ¡Cuánta razón tiene este artículo! Posiblemente Jim Carrey sea uno de los actores con peor fama que existe: hay multitud de personas que piensan que sólo sabe protagonizar bodrios haciendo muecas, pero a mí me parece un actor muy destacable y muchas de sus películas inolvidables. Mi favorita: El Show de Truman :)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Jim Carrey es más conocido por sus papeles cómicos pero es un actor con muchos registros, capaz de hacer reir con el personaje más absurdo que te imaginas y capaz de emocionar protagonizando un drama.

    De acuerdo contigo juanlu001.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar

Otras entradas de Revista Making Of