23 jun. 2012

'Intocable', una comedia dramática protagonizada por un millonario tetrapléjico y un inmigrante senegalés

Imagen de los protagonistas de la película Intocable

Hoy en LA TAQUILLA tenemos una ración de autobombo. Sí, sí, así, directamente. Ya en su día publicamos la crítica de Intocable, pero he aquí otra versión, la de la que escribe, que ha sido finalista de los Premios Crítico de Cine de la Guía del Ocio.

Intocable es un canto a la vida; una sonrisa que incita al espectador a disfrutar cada momento incluso cuando parece no haber motivos; una comedia con un drama de fondo que nos obliga a apreciar las pequeñas cosas de lo cotidiano que nos hacen seguir adelante sin que apenas lo percibamos.

Basada en hechos reales la película se mueve en el plano de la comedia para acercarnos a una realidad poco deseable pero existente. Las pinceladas de humor, que a priori parecen sobrar con el trasfondo de la historia, descargan la tensión que puede producirse por la situación de Philippe, el protagonista, tetrapléjico tras sufrir un accidente de parapente. El drama y las escenas cargadas de sentimentalismo están presentes durante todo el filme para no desvestir al argumento de la dureza de la trama, necesaria para que el espectador ponga en consonancia sus emociones con las de los personajes. Pero, aún así, Intocable lidia perfectamente con los tabúes y situaciones incómodas que pueden producirse al tratar temas con tanto calado social.

Todo el largometraje es una oda a la amistad, representada por dos polos opuestos de la sociedad: Philippe, un aristócrata pegado a una silla de ruedas, y su cuidador Driss, inmigrante senegalés que vive en un barrio pobre de París. El vínculo que mantienen ambos personajes es sólido, incondicional y duradero, además de poco frecuente.

La carga interpretativa recae completamente sobre François Cluzet (Philippe) y Omar Sy (Driss) que llevan sus personajes al límite sin restar por ello credibilidad a sus actuaciones, que podrían calificarse de intachables. Consiguen que el espectador se centre en la historia, se la crea y la viva prácticamente en primera persona.

Los directores Eric Toledano y Olivier Nakache han sabido combinar la comedia y el drama de un modo impecable, obteniendo como resultado un cóctel molotov capaz de arrasar la taquilla española de la misma manera que arrasó en la gran pantalla francesa.

Intocable es una película que nos hace creer en segundas oportunidades, una comedia que llega al corazón y se queda en la mente, una historia que nos enseña que, a pesar de todo, la vida siempre tiene una cara amable para todo aquel que esté dispuesto a encontrarla.

Nota Making Of: 8

1 comentario:

  1. A mí también me pareció una gran película y eso que no iba con predisposición a que me gustara demasiado.

    ¡¡Enhorabuena por la crítica!!

    ResponderEliminar

Otras entradas de Revista Making Of