24 jun. 2012

'Atrapado en el tiempo' (1993), de Harold Ramis

Fotograma de la película Atrapado en el tiempo, protagonizada por Bill Murray. HITOS DEL CINE


Hace unas semanas Bill Murray aparecía en nuestro FILMA2 y varios lectores echaron en falta una mención especial de la película Atrapado en el tiempo. Hoy, para complacer a nuestros seguidores, el HITOS DEL CINE tratará sobre dicho film. ¡¡Que lo disfrutéis!!

Phil, interpretado por Bill Murray, es el hombre del tiempo de una cadena de televisión al que envían, un año más, a Punxstawnwey a cubrir la información del festival del Día de la Marmota. Phil no oculta su frustación por volver al mismo lugar año tras año y lo que más desea es terminar el trabajo y regresar a casa pero, durante el viaje, él y su equipo se ven sorprendidos por una tormenta que les obliga a volver a la pequeña ciudad para refugiarse. A la mañana siguiente, al despertarse, comprueba atónito que comienza otra vez el Día de la Marmota.

La película está dirigida por Harold Ramis, el guión corre a cargo de Harold Ramis y Danny Rubin y el argumento es de Danny Rubin.

Atrapado en el tiempo (o el Día de la Marmota, como se conoce también a esta película) muestra magistralmente todas las ventajas e inconvenientes de vivir atrapado en un bucle temporal que, en este caso, es de 24 horas. Entre las ventajas se puede destacar la posibilidad de predecir con exactitud lo que sucederá en todo momento o el no tener que afrontar las consecuencias de las malas acciones, puesto que, se haga lo que se haga, al despertar, el día comenzará de nuevo. El mayor de los inconvenientes, quizá sea la infernal monotonía de vivir lo mismo una y otra vez, la sensación de estar estancado, de no poder avanzar.

El protagonista pasa por diferentes estados a lo largo de la trama. Primero se muestra incrédulo ante la situación; después le asalta la preocuoación; se relaja y comienza a aprovecharse de las ventajas pero acaba deprimido y su desesperación se plamas en varios intentos de suicidio. Finalmente se inclina por hacer el bien y sacar el máximo partido al círculo temporal en el que se encuentra. 

Esa sensación de agobio y desesperación se traslada al espectador, que vive la trama de una manera intensa y llega a desdeñar el Día de la Marmota tanto como el protagonista de la película.

La idea del largometraje nace de The Gay Science de Friedrich Nietzsche, obra en la que se da una descripción de un hombre que vive el mismo día una y otra vez, pero Danny Rubin confesó que se inspiró en Entrevista con el vampiro a la hora de crear la historia. El libro le hizo reflexionar sobre cómo sería vivir para siempre, sobre la idea de la inmortalidad.

Como broche de oro, el trailer de esta comedia imprescindible:

1 comentario:

  1. Anónimo27/6/12 9:04

    Gracias por publicar sobre esta gran película

    ResponderEliminar

Otras entradas de Revista Making Of