3 abr. 2011

'Grease'



Imagen de la película musical GreaseGREASE fue, es y seguirá siendo un punto de referencia en el cine musical. Se convirtió en el musical de referencia en la década de los ochenta. Tuvo repercusión a nivel global y a día de hoy sigue siendo el punto de partida en la elaboración producciones basadas en la música, el baile y el espectáculo. Se trata de una película ambientada en los años 50 aunque su rodaje no tuvo lugar hasta finales de los setenta.

El musical circula en torno a una bonita historia de amor entre dos jóvenes adolescentes. Los protagonistas Danny Zuko y Sandy Olson son interpretados por John Travolta y Olivia Newton-John, respectivamente. Ambos actores obtuvieron gran reconocimiento a partir de la creación del musical.

La pareja se conoce en verano durante las vacaciones. Él es un joven rebelde, líder de los T-Birds (pandilla a la que pertenecía) y ella es una joven guapa e inocente. Pasado el verano, ambos se despiden sin pensar en que sus vidas se cruzarían de nuevo y repentinamente Sandy decide matricularse en el mismo instituto al que acudía su gran amiga Frenchy (Didi Conn). Por obra del destino sus vidas se reencuentran y los dos jóvenes terminan estudiando en el mismo instituto.

El impacto que tuvo en la sociedad de entonces llegó a límites inalcanzables. Nadie había visto nada igual hasta entonces. Era una fusión trazada entre la gran pantalla y el espectáculo que acarrea hoy día cualquier musical. Esta producción supuso el comienzo de una nueva forma de producir.

En la actualidad, existen varias producciones basadas en la trama de Grease pero la hija predilecta de dicha producción es High School Musical, que tuvo su primer lanzamiento a principios de 2006 y ya va por su tercera entrega. Ambas producciones están ambientadas en un mundo recubierto de juventud y ganas de vivir. El marco de referencia de ambas películas es un instituto.

Como rasgos característicos y novedosos para los espectadores de la época se encuentran el diálogo mediado de los personajes mediante las notas musicales y las coreografías continuadas. Además cabe destacar algo característico de la época de los cincuenta y son las carreras de coches que practicaban los jóvenes.

La creación de una producción de este calibre en los tiempos que corrían les proporcinó subir como la espuma hacia un éxito rotundo y debido a ello, fue nominada al Óscar en 1979 a la mejor canción Hopelessly Devoted to you compuesta por John Farrar. En el mismo año fue candidata a los Globos de Oro como mejor película musical, mejor actor y mejor actriz principal. El mismo año del estreno fue galardonada como mejor película musical en los People's Choice Awards. Como dato curioso decir que en nuestro país fue estrenada bajo el título Brillantina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of