1 abr. 2011

La última dimensión del Séptimo Arte

Imagen de una película de dinosaurios en 3D

El cine ya no solo es imágenes en movimiento sino que alberga otras características que hacen de la experiencia visual cinematográfica un aliciente más para que el espectador acuda en búsqueda de sensaciones y emociones nuevas.

La sabiduría popular dice que hay que renovarse o morir y esto es lo que le ha sucedido a la industria del cine, que actualmente esta en época de crisis debido a que los espectadores han dejado de asistir al cine con asiduidad gracias a las alternativas que existen en la actualidad para poder ver el séptimo arte desde el sillón de casa. Esta situación ha propiciado la búsqueda de una solución en el seno de la industria del cine, la cual ha encontrado un filón en una tecnología que aporta una motivación más para acudir a las salas, este aliciente es el cine en 3D.

El cine en 3D aumenta el campo visual añadiendo profundidad, incrementando la sensación de realidad en el espectador. Este avance y la mejora del tratamiento de imágenes han hecho que la inserción de dicha tecnología en el cine suponga un salvavidas para la industria cinematográfica.

Esta fórmula innovadora ha tenido una gran acogida en el público y el ejemplo más claro de este resurgir del cine está en la película Avatar. Sin duda hay un antes y un después de esta película realizada por el director James Cameron.

La recaudación de este film ha superado a Titanic, en parte, debido al aumento de precio en la entrada, puesto a que el coste de realización y producción de la película aumenta al introducir la tecnología 3D.

El espectador se ha vuelto más cómodo gracias a las tecnologías y en gran medida por Internet y los archivos P2P, además de las páginas de Internet que contribuyen a la descarga fácil y gratuita de contenidos que le permiten ver las películas sin necesidad de asistir a la sala de cine.

Por este motivo, la aparición del 3D ofrece nuevos caminos para que el espectador vuelva a sentir el atractivo del cine y se produzca una motivación que haga llenar, de nuevo, las salas.

La innovación siempre atrae al público, deseoso de nuevas sensaciones y el 3D parece haber cubierto esta demanda, pero la pregunta obligada en este momento es: ¿Hasta cuando durará este auge?

La aparición de televisiones y reproductores de dvd en 3D están tomando fuerza en el mercado y esto hará que el visionado de películas en casa sea mucho más común en el futuro. La conclusión inevitable de este devenir es que el cine tendrá que volver a reinventarse a sí mismo para poder sobrevivir en este mundo que está en una constante espiral de cambio tecnológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of