16 abr. 2011

'Caperucita Roja. ¿A quién tienes miedo?'

Película Caperucita Roja ¿A quién tienes miedo?Ayer llegó a los cines Caperucita Roja, la nueva película de Catherine Hardwicke, directora de la primera parte de la exitosa Saga Crepúsculo.

El cuento clásico da el salto a la gran pantalla convertido en thriller y, catalogado en ocasiones, con el género de terror, pero hay que afirmar que durante las casi dos horas que dura la cinta el terror brilla por su ausencia.

Para entender esta nueva versión hay que olvidarse del cuento que nos contaban de niños y dejar de hacer suposiciones sobre quién es el lobo y sobre la trama, ya que todo está ligeramente (o bastante, según como se mire) modificado. En este caso el lobo es un hombre lobo, vecino de la aldea en la que vive Valerie, protagonista del film. Además, no quiere comerse a Caperucita, sino que la quiere viva y por si fuera poco, quiere que le acompañe. Por supuesto, para cumplir su deseo está dispuesto a masacrar Daggerhorn entero si es preciso.

Para hacer la simple trama un poco más interesante se añade un triángulo amoroso entre Valerie, Peter (el chico de sus sueños y al que siempre ha querido) y Henry (su prometido, impuesto por su madre).

Desde el comienzo del film es inevitable no hacer comparaciones con Crepúsculo, puesto que hay varios planos y secuencias que nos recuerdan mucho a la primera entrega de la Saga vampírica. Seguramente se deba no sólo a que la directora es la misma, sino a que los paisajes son un poco parecidos y también, todo sea dicho, a que el espectador puede llevar la predisposición de ver cosas donde no las hay. Pero al margen de lo técnico hay otros ingredientes similares, como el triángulo amoroso de los protagonistas o la aparición del licántropo que, en su forma lobuna, nada tiene que envidiar a la manada de Sam (ni al propio Sam) que aparecen por primera vez en Luna Nueva.

Valerie, interpretada por Amanda Seyfried y doblada al español por Isabel Valls (voz habitual de Kristen Stewart y, por tanto, de Bella Swan), es una joven que vive en un pueblo muy pequeño llamado Daggerhorn. Todos sus habitantes sufren el asedio de un hombre lobo cada luna llena pero, gracias a un pacto, el lobo no atacaba a los humanos si éstos le daban su mejor ganado como ofrenda. La tregua se rompe cuando el lobo se cobra la vida de la hermana de Valerie. Todo el pueblo sale a darle caza, y creen haberlo conseguido, pero, en realidad, sólo acaban con un simple ejemplar de lobo común. Aquí es donde aparece el Padre Solomon, interpretado por Gary Oldman, que llega a la aldea para aleccionar a los ciudadanos y explicarles que el temido lobo es un hombre que ha convivido con ellos desde siempre.

A partir de aquí comienza el asedio agresivo del lobo y una operación de caza en la que Valerie será la clave, puesto que el lobo la quiere a ella. Mientras, Peter (Shiloh Fernández) y Henry (Max Irons) cooperan para salvar a la chica.




Imagen de la película Caperucita Roja


Especial mención merece César (Billy Burke), el padre de Valerie. Su paso por la película es silencioso, pero siempre está ahí, en el centro de la trama hasta que llegamos al final, donde su importancia queda más que justificada.

Lo mismo ocurre con la abuelita porque ¿qué sería de Caperucita si no tuviese que ir a ver a su abuelita al bosque?
Durante la película se nos dan unas pautas para que empecemos a sospechar sobre la identidad humana del lobo al mismo tiempo que lo hace Valerie. Junto a ella vamos descartando candidatos y afianzando teorías pero, al final, nada es lo que parece y el cuento cambia por completo tanto si lo comparamos con el clásico, como si lo comparamos con los descubrimientos que Valerie y espectador han ido haciendo a lo largo de la película. Lo único que se mantiene es que el lobo sigue queriendo a Caperucita... viva.

Nota Making Of: 6,75

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of